Los tableros de distribución de energía I-Line® de Schneider Electric destacan en el mercado por su versatilidad incomparable y su innovadora característica de conexiones “plug-on”. Diseñados específicamente para optimizar la distribución eléctrica, estos tableros son fundamentales en la alimentación eficiente de paneles NQ y NF, permitiendo además la operación segura de grandes motores y sistemas de control de temperatura. Adaptados para sistemas eléctricos de 3 fases y 4 hilos, soportan tensiones de operación de hasta 600 V en corriente alterna y 250 V en corriente directa, lo que los hace adecuados para una amplia gama de aplicaciones industriales y comerciales.

Con opciones de acometida a zapatas principales desde 400 A hasta 1200 A, o mediante un interruptor principal que varía entre 100 A y 1200 A, ofrecen una flexibilidad excepcional para satisfacer diversas necesidades de carga. Los buses están disponibles en aluminio estañado para capacidades de 100 A a 600 A y en cobre plateado para rangos más altos de 800 A a 1200 A, asegurando una conductividad eléctrica eficiente y fiable. Además, la envolvente del tablero, de tipo Nema 1 como estándar, con opciones disponibles en Nema 12 y 3R, ofrece una protección robusta contra las condiciones ambientales, asegurando un rendimiento duradero en una variedad de entornos de instalación. Para las instalaciones que requieren la máxima seguridad y eficiencia, el montaje sobreponer permite una resistencia hasta 200 kA Icc con interruptores limitadores, destacando su capacidad para manejar condiciones de corriente de cortocircuito extremadamente altas.

Mostrando 1–35 de 43 resultados

SHOPPING CART

close
× ¿Cómo puedo ayudarte?