La relación entre el éxito económico y la responsabilidad ambiental

En el pasado, para los ejecutivos de empresas las cuestiones ambientales no eran una prioridad, o incluso eran un obstáculo, para tener una empresa rentable. Ya no es así. La mayoría de las compañías reconocen que el éxito económico está ligado a la responsabilidad ambiental, y esto se hace especialmente evidente en el uso de la energía.

Reducir es hacer “ecologización” tanto para el medio ambiente como para el negocio. Consideremos las siguientes estadísticas:

  • Según cálculos de la Unión Europea de Constructores (European Builders Confederation), el uso de la energía en edificios representa aproximadamente el 40% del consumo final en la U.E.
  • Según cálculos del U.S. Green Buildings Council, los edificios de oficinas comerciales usan en promedio un 20% más de lo necesario.

Por suerte, existen muchas maneras de reducir los costos de la energía en las instalaciones comerciales e industriales.

Se pueden aprovechar las estrategias de eficiencia para organizar el uso apropiado de los equipos de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) o para maximizar el consumo.

Es posible introducir mejoras en la instalación en sí; se pueden utilizar sistemas integrados de administración de edificios para limitar la pérdida de la energía y conservar la electricidad. Reducir el uso y la pérdida de energía causada por los desperdicios puede reducir considerablemente el costo asociado al funcionamiento de la instalación.

El éxito económico está relacionado con la responsabilidad ambiental

Una cosa es conocer el impacto en los resultados económicos y otra cosa es tener la información necesaria para administrar los costos de la energía. Hay muchas empresas que quizá no tienen la capacidad de evaluar y utilizar la información.

Muchas veces, aunque tienen los datos, estos no están presentados de manera tal que permitan a los líderes empresariales hacer mejoras como para lograr un retorno de la inversión aceptable.

Esta combinación de factores —la importancia económica de la energía y la falta de información útil— hace que muchas empresas se asocien con un especialista en gestión de la energía que las ayude a identificar, evaluar y poner en práctica iniciativas claves relacionadas con la energía.

Este tipo de asociación puede reportar no sólo beneficios económicos tangibles sino también muchos beneficios intangibles, como la garantía de objetivos de responsabilidad social corporativa alcanzados y una mayor percepción del mercado.

En la Tabla 1 se listan muchos de los beneficios de las mejoras relacionadas con la energía en las instalaciones que pueden lograrse cuando los ejecutivos más altos tienen la información que necesitan para administrar su uso, así como administran otros aspectos de la empresa.

 

DescargaCatálogo de monitoreo