Dark Light

¿Qué es Commissioning? Leave a comment

El  Commissioning es el conjunto de actividades necesarias para verificar que el proyecto ejecutado cumple con los requisitos (OPR) definidos inicialmente por el Promotor.

El objetivo 

El objetivo del commissioning es mejorar la calidad del proyecto entregado al enfocarse en el equipo de diseño y construcción, como las metas del propietario, para obtener funcionalidad e instalaciónes seguras, optimizando el uso de energía, reduciendo los costos de operación y garantiza una adecuada operación.

El proceso

Commissioning es el proceso de revisión e integración de todas las expectativas del proyecto durante la planificación, documentación, programación, prueba, ajuste, verificación, y la formación, para proporcionar una instalación completamente funcional según los requisitos del proyecto.

La metodología 

Hay distintas metodologías de Commissioning y con distintos enfoques, pero en centros de datos destacamos dos:

-las que siguen la metodología de ASHRAE y

-las que siguen la metodología propia de la certificación (Uptime, ICREA, TÜV en disponibilidad y CEEDA, BREEAM o LEED en eficiencia energética).

En el primer caso, se aprovecha una metodología muy bien descrita por ASHRAE y se extiende a todos los subsistemas del centro de datos.

En el segundo caso, la certificación en uno u otro nivel responde a un OPR (Owner Project Requirement) o requerimientos específicos del nivel de certificación requerida y la ejecución del Commissioning responde a un modelo de Commissioning “propietario” del certificador. Si bien es cierto que en el caso de BREEAM y LEED, dentro de sus metodologías, también se aplican los criterios de ASHRAE.

Hay quien considera que estas certificaciones no son más que un complemento del Commissioning tradicional, solo que nos requerirá cierta información adicional y documentación complementaria: en nuestra opinión este matiz no es muy importante. Más bien lo contemplamos desde dos perspectivas que deben abordarse al principio del proyecto:

– la perspectiva del alcance

– la perspectiva de la autoridad de Commissioning (CX)

 ¿Cuándo inicia?

Como hemos visto, el Commissioning no se limita a validar las pruebas de puesta en marcha de los equipos y subsistemas, sino que debe iniciarse en la fase de diseño con el fin de dotar al proyecto de un verdadero Plan Director de Commissioning o como llaman algunos autores, Puesta en Servicio.

Entre más temprano se encuentre involucrado en el proceso del proyecto, antes del diseño esquemático, el Commissioning podrá asesorar en las correcciones, sin aumentar los costos de la obra. 

Es decir, desde el mismo origen del proyecto hay que determinar la profundidad y alcance del mismo, incluyendo por supuesto la inversión necesaria para su ejecución.

También se recomienda que los trabajos de Commissioning deban de comenzar desde el principio del proyecto para evitar errores y no darnos cuenta de una desviación cuando es demasiado tarde.

En la mayoría de los procesos de certificación (tanto Uptime como BREEAM o LEED) se basa en la entrega de documentación en dos fases: la de diseño y la de construcción, pero cada una con sus peculiaridades.

Es importante darse cuenta en qué momentos del proyecto se van a producir las discrepancias entre las eficiencias esperadas o los costes de operación previstos y la realidad, y éstos son:

-Durante la elaboración del diseño conceptual

-Durante la elaboración de la ingeniería de detalle.

-Durante la instalación

-Durante la Operación y en el Mantenimiento 

¿Cuándo concluye?

Tal y como hemos explicado anteriormente, debe empezar al inicio del proyecto: en su definición inicial y termina cuando termina la vida útil de la infraestructura.

No obstante, y con objeto de acotar los alcances de los distintos proyectos, lo normal es que se hagan de manera independiente al menos cuatro tipos que, en ocasiones reciben distintos nombres o directamente no se conocen como Commissioning:

-El de la fase de diseño, donde se determina el alcance y el Plan Director: se integra en las tareas del Diseño Conceptual, pero nadie se refiere a estos trabajos como Commissioning cuando verdaderamente sí lo son.

-El de la fase de construcción y puesta en servicio que es el más conocido, y en el que en el caso de una infraestructura de misión crítica, es clave llegar al Nivel 5: los ensayos de integración o IST o de lo contrario la verificación queda incompleta, o por llamarlo en román paladino: carece absolutamente de valor. Es más peligroso tener apariencia de confiable que no serlo.

-El de la fase de inicio de ocupación que es continuación del anterior y es donde se definen los manuales de operación y mantenimiento, formación, etc. que requieren de la documentación del Commissioning para su elaboración.

-El de la fase propiamente de operación (que en ocasiones y cuando no hay ninguna relación entre el equipo inicial de Commissioning y el que lo ejecuta, este último lo denomina “retroCommissioning”).

-Podemos citar incluso la fase de cierre de la instalación (de Commissioning)

No encontramos un interés especial en ponerle nombres distintos, sino más bien, saber qué estamos haciendo, qué queremos verificar y qué objetivo perseguimos: para qué lo hacemos.

Y decimos que en nuestra opinión esto es lo importante porque no siempre debemos de ver el Commissioning como la herramienta para detectar errores de otros, sino darle el recorrido que verdaderamente tiene como herramienta para garantizar la disponibilidad y la eficiencia.

En este sentido, nuestra experiencia en todas las fases del ciclo de vida de las infraestructuras de misión crítica nos hace reflexionar sobre quién debe de realizar el Commissioning y la conclusión es que sin experiencia es muy difícil, si no imposible, hacer un correcto Commissioning.

Un ejemplo muy concreto: por mucho que sigamos la metodología, las pruebas de nivel 5 o IST no están escritas en ningún manual y deben de ser desarrolladas para cada proyecto.

La experiencia se obtiene de dos maneras: una por supuesto es en campo, pero la otra es sin duda a través de la formación.

 

En energía y redes integramos la metodología de Commissioning generando una dinámica de trabajo colaborativo, logrando la comunicación asertiva de todas nuestras áreas; lo que nos permite la entrega de proyectos funcionales, con instalaciones seguras, eficientes, optimizando el uso de la energía y reduciendo costos.

¿Requieres asesoría? Deja tu mensaje, nosotros te ayudamos.

 

 

 

Deja un comentario

SHOPPING CART

close