Domótica y aplicaciones para el control del hogar Leave a comment

Por suerte, la tecnología y el Internet cada vez están más presentes en nuestra vivienda con el objetivo de reducir el consumo energético y permitir un ahorro económico.

 

En este sentido, los sistemas domóticos y las aplicaciones móviles que permiten el control de los diferentes aparatos y sistemas destacan por encima de todo. Gracias a la domótica y a un dispositivo móvil con conexión a Internetpodemos controlar de manera remota este tipo de sistemas, lo que aumenta su eficiencia energética. Sin embargo, lo mejor de este tipo de sistemas es que son capaces de funcionar por sí mismos en función de información exterior o del usuario.

 

 

¿Qué es domótica?

 

Son los sistemas que automatizan una vivienda o edificación, aportando servicios de gestión energética, seguridad, bienestar y comunicación, y que se encuentran integrados por medio de redes interiores y exteriores de comunicación, cableadas o inalámbricas, y cuyo control se puede realizar desde dentro y fuera del hogar.

 

Gracias a los sistemas domóticos podemos aumentar la eficiencia energética, ahorrando energía, pero también permite el ahorro de agua, el aumento de la seguridad y la comodidad…

 

Como hemos dicho, lo mejor de estos sistemas es que pueden funcionar por sí mismos. Por ejemplo, un sistema de climatización inteligente será capaz de determinar la temperatura de funcionamiento en función de aspectos como la temperatura exterior o la persona que entra en la estancia, sin necesidad de que hagamos nada nosotros mismos.

 

Ventajas de los sistemas domóticos

 

Ahorro de energía: Como hemos dicho, este tipo de sistemas permiten aumentar la eficiencia energética y, por tanto, reduce el consumo de energía, y también de agua. El control domótico de la iluminación y climatización puede llegar a permitir el ahorro del 70% del consumo energético. Además, el hecho de que puedan funcionar por sí mismos aumenta el ahorro de energía.

 

Seguridad: Otra ventaja de este tipo de sistemas es el poder detectar incendios, intrusos, fugas de gas o un escape de agua. Además, podremos controlar de manera remota el sistema de videovigilancia de nuestra vivienda, para poder ver qué ocurre en ella en directo.

 

Comunicación: Es necesario establecer una correcta comunicación entre personas y vivienda. En los sistemas domóticos, la comunicación sistema-usuario es muy sencilla. No solo se puede hacer mediante aplicaciones, sino también se pueden usar comandos vocales, permitiendo la comunicación de todo tipo de usuarios.

 

Comodidad: Poder controlar tu vivienda desde cualquier lugar aumenta el confort de la misma. Además, llegar a casa y tener la calefacción puesta o la comida hecha, no tiene precio.

 

Teleasistencia: Este sistema está formado por un conjunto de sensores que monitoriza los hábitos de vida del usuario con necesidades especiales. Se obtienen determinados parámetros que crean un perfil del usuario y, si ocurre cualquier cosa, avisan a los servicios de emergencia.

 

 

Deja un comentario

SHOPPING CART

close