Son aquellos donde la red de entrada pasa directamente a la salida hasta que se produce un fallo, momento en que es el inversor quien se encarga de suministrar la energía. Esta tecnología es de bajo costo y ofrece una protección suficiente para entornos de oficina. No es adecuado en caso de que la red eléctrica es de baja calidad (por ejemplo en los polígonos industriales ) o sujeta a frecuentes interrupciones.

Showing all 4 results