Alistan para 2024 el Tren Maya eléctrico Leave a comment

Fonatur decidió incorporar la electrificación en más del 40% de la ruta al inicio de su operación.

La electrificación del Tren Maya en el tramo que va de Mérida a Cancún, uno de los más turísticos, tendrá un costo de mil 535.5 millones de pesos, de acuerdo con proyectos publicados en la Gaceta Ecológica de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La inversión se destinará a la construcción de tres subestaciones desde las que se suministrará toda la energía eléctrica necesaria para alimentar al sistema de tracción de la línea ferroviaria.

Los proyectos promovidos por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) están previstos para iniciar su construcción en enero y que estén listos a finales de 2024, ya que requieren dos años de obra y pruebas, y 12 meses para el trámite de uso de cambio de suelo.

Las estaciones se desarrollarán con una participación coordinada con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que se encargará de realizar los estudios ambientales y la construcción de la infraestructura eléctrica de alta tensión necesaria para la correcta operación del tren.

La mayor inversión, de 907.2 millones de pesos, se realizará en la Subestación Eléctrica de Tracción (SET 1), que se ubicará en los municipios de Izamal, Kantunil y Yaxcaba, en el estado de Yucatán, y contará además con dos centros de autotransformación intermedios, que alimentarán a los cables aéreos que transmitirán energía eléctrica al tren.

“Los sitios donde se ubicarán estas instalaciones eléctricas fueron elegidos principalmente por su cercanía a zonas urbanas y a un costado de la carretera federal, con el fin de evitar una mayor afectación en la zona”, refirió el Fonatur.

El segundo proyecto tiene incidencia en el norte de la península de Yucatán, y contará con tres subestaciones de transformación. Toda la obra se distribuirá en los municipios de Tinum, Uayma, Valladolid y Chemax.

La tercer subestación programada por el Fonatur, y cuyo costo es el segundo más alto con 598.8 millones de pesos, contará con tres centros de autotransformación y abarcará, además de Chemax, los municipios de Lázaro Cárdenas y Puerto Morelos, en Quintana Roo.

A mediados del año pasado, el Fonatur informó que el Tren Maya será eléctrico en un tramo de 700 kilómetros en los tramos Mérida-Cancún-Chetumal, casi la mitad de su ruta.

“Con base en diferentes estudios cuyas conclusiones han sido recibidas recientemente, Fonatur ha decidido incorporar la electrificación en más del 40 por ciento de la ruta al inicio de la operación de todo el sistema, lo que refleja el compromiso del Gobierno de México con la protección del medioambiente y la eficiencia energética”, expuso entonces el organismo.

La construcción de dichos tramos está a cargo principalmente de las constructoras ICA y Grupo México, así como de la Sedena.

Beneficios de la electrificación


La energía propulsora puede provenir de fuentes limpias y renovables, como la geotérmica, hidráulica, solar y eólica.
Se reduce la emisión de gases de efecto invernadero en el trayecto.
En los tramos de adaptabilidad diésel-eléctrico no se necesita cableado, por lo que se genera menor fragmentación y resulta más seguro para la fauna.
En los tramos de adaptabilidad puramente eléctrica (Mérida – Cancún – Chetumal) las centrales eléctricas son mucho más limpias que los motores a combustión.
En los tramos de adaptabilidad diésel-eléctrica, aunque se genera emisiones (o humo), éstas son mucho menores que las que serían necesarias para transportar la misma carga vía autotransporte. En los tramos de adaptabilidad puramente eléctrica no se genera humo.

Deja un comentario

SHOPPING CART

close